jueves, 30 de diciembre de 2010

Nosécómollamarle

Hay momentos en los que siento que estoy en la escena de alguna película; momentos incluso tan breves que no son escena y son screen-cap.

Recuerdo cómo me sentí.

Recuerdo el viento helado golpeando mi piel, y mi piel hirviendo, casi resistiéndose a él. Recuerdo mover mis dedos rápidamente, mirar hacia abajo y caminar a paso veloz hacia nosédónde. Y llegué al mar. Siempre llego al mar. La luz que golpeaba el relieve ansioso del mar, las barcas y su vaivén, mi cabello latigándome la cara, mis ojos secos y mi cerebro empapado. Sentir ganas de seguir caminando aunque el muelle se acabe. Imaginarme si me molestaría más el frío por mojarme o si me dolería la caída en el agua somera. Me volví Alfonsina. Y luego me acobardé. Ví a Alfonsina avanzar y yo me senté.

Encerrada en un coche, rodeada de gente, pero presa de mis pensamientos. Rodeada de tonos de gris y sombras profundas. La música. Suena Beck. Y me pierdo en el Eterno Resplandor. Sigo creyendo que soy Clementine. El primer pensamiento que corta esa idea es que seguramente 10 millones de mujeres más se sienten Clementine. Y otra voz en mi cabeza calla a las otras dos: NO, PERO ES QUE DE VERDAD SOY YO. Y nuestra historia es esa. Llena de lágrimas y tristezas y de momentos que si estuviesen capturados en una cámara y alguien más los viese, serían el anthem de amor más hermoso. Como el río Charles. Como las constelaciones. Ni siquiera sé por qué comparo nuestra historia con la más bella y trágica (a mí gusto) de las historias de amor modernas. La nuestra es aún más bella; y mucho más trágica. Porque como esas sonrisas combinadas con suspiros se quedaron flotando en el aire, nuestros sueños se quedaron flotando y se nos fueron quiénsabeadónde. Y ni tú ni yo podemos levantar la cara otra vez ni volver a sonreir.

A veces no estoy en una película sino en las páginas de un libro. Soy un prisma de tristezas, y una llave maestra para todas las emociones. Desde las más simples hasta las más complicadas; voy de lo general a lo particular, y de lo particular a lo muy tuyo. Y lo vuelvo mío. Y te lo regreso con mi perfume. Y, tal vez, un día de estos te lo vuelvo a quitar.

Soy exceso. Soy abundancia. Tienes demasiado de mí o no tienes nada. Soy la carretera de noche y la música que es el verdadero vehículo que te transporta. Soy la lluvia y las ganas de salir a bañarte en ella, con el riesgo que eso implica.
Soy una botella de vino. O dos. O tres. Soy lo que ves cuando has bebido demasiado. Soy lo que no puedes dejar de ver cuando aún no bebes.

Me transformo, me reinvento, incluso me cambio el color de cabello pero sigo siendo yo. Soy sueño y pesadilla. Todo lo que te imaginas.

Pero soy real.

martes, 28 de diciembre de 2010

Missing Kissinger

Echo de menos a Kissinger (Missing Kissinger)
por Etgar Keret

Dice que no la amo de verdad. Que digo que la quiero, que creo que la quiero, pero que no. He oído a más de uno decir que no quiere a alguien, ¿pero decidir por otro si ese otro lo ama o no? Con eso todavía no me había encontrado nunca. Aunque francamente, me lo tengo merecido, porque quien con niños se acuesta... Hace ya medio año que me hincha la cabeza con ello, metiéndose los dedos en el coño después de cada polvo para comprobar si es verdad que me he corrido, y yo, en vez de decirle algo gordo, me limito a comentarle:

–No pasa nada, chata, todos nos sentimos un poco inseguros.

Ahora resulta que quiere que cortemos, porque ha decidido que no la quiero. ¿Y yo qué le digo? Si me pusiera a gritarle que es una tonta y que deje de calentarme la cabeza, se lo tomaría como una prueba más.
–Haz algo que me demuestre que me quieres –me dice.
¿Qué querrá que haga? ¿Qué podría hacer yo? Si por lo menos me lo dijera. Pero ella nada, que no. Porque cree que, si la quiero de verdad, tengo que saberlo yo solo. A lo que sí está dispuesta es a darme una pista o a decirme lo que no tengo que hacer. Una de esas dos cosas, a elegir. Así que le he dicho que diga lo que no quiere, así por lo menos sabremos algo. Porque lo que es de sus pistas seguro que no voy a sacar nada en claro.

–No vale –dice ella– que te automutiles, que hagas algo como sacarte un ojo o cortarte una oreja, porque si le hicieras daño a alguien que amo, indirectamente me lo estarías haciendo también a mí. Además de que, decididamente, eso de hacerle daño a alguien que quieres no es ninguna prueba de amor.
¿Pero qué tendrá que ver que yo me saque un ojo con el amor? ¿Qué es lo que tengo que hacer? Eso no está dispuesta a revelármelo y sólo añade que se trata de algo que tampoco estaría bien que se lo hiciera a mi padre o a mis hermanos y hermanas. Yo, ante eso, ya me rindo y me digo que no tiene remedio, que haga lo que haga de nada me va a servir. Ni a ella. Porque quien juega con fuego, se acaba quemando. Pero después, cuando estamos follando y ella me clava su mirada hasta lo más profundo de las pupilas (nunca cierra los ojos cuando nos echamos un polvo, para que no le meta en la boca la lengua de otro), de repente lo comprendo todo, como en una especie de iluminación.


–¿Se trata de mi madre? –le pregunto, pero se niega a contestarme.
–Si de verdad me quisieras, deberías saberlo tú solo.
Y después de probarse con la lengua los dedos que se ha sacado del coño, me suelta:
–Ni se te ocurra traerme una oreja, un dedo, o algo parecido. Lo que yo quiero es el corazón, ¿me oyes? El corazón.

Todo el camino hacia Petah Tikva, que son dos autobuses, llevo conmigo el cuchillo. Un cuchillo de metro y medio que ocupa dos asientos. Hasta le he tenido que pagar billete. ¡Pero qué no haría yo por ella, qué no haré por ti, so boba! Toda la calle Stampfer me la he bajado a pie con el cuchillo a la espalda, como un árabe suicida cualquiera. Mi madre sabía de mi llegada, así es que me ha preparado un guiso con unas especias de muerte, como sólo ella sabe mezclarlas. Me limito a comer en silencio sin pronunciar ni una sola palabra. Quien engulle los higos chumbos con los pinchos que luego no se queje de almorranas.
–¿Cómo está Miri? –pregunta mi madre–. ¿Está bien, tu chatita? ¿Sigue metiéndose esos dedos tan gordezuelos en el coño?
–Bien –le respondo yo–, la verdad es que muy bien. Me ha pedido tu corazón. Ya sabes, para poder estar segura de que la quiero.
–Llévale el de Baruj –se ríe mi madre–, es imposible que se dé cuenta.
–¡Ay, mamá! –me enfado yo–, que no estamos en la fase de cazarnos las mentiras, Miri y yo estamos en el momento de sincerarnos.
–Está bien –suspira mi madre–, pues llévale el mío, que no quiero que os peleéis por mi culpa. Pero esto me da qué pensar, por cierto, qué le prueba a tu amantísima madre que tú también le correspondes amándola un poquito.
Furioso, lanzo el corazón de Miri contra la mesa con un golpe seco. ¿Por qué no me creerán? ¿Por qué siempre me ponen a prueba? Y ahora, a hacer el camino de vuelta en dos autobuses con este cuchillo y el corazón de mi madre. Y eso que seguro que ella no estará en casa, que va a volver otra vez con su novio anterior. Aunque no culpo a nadie, sólo me culpo a mí mismo.

Hay dos clases de personas, las que les gusta dormir del lado de la pared y las que les gusta dormir del lado en que las empujarán fuera de la cama.

lunes, 6 de diciembre de 2010

Lissy Laricchia

Me topé con estas fotografías y tengo que compartirlas. La estética me recuerda mucho a dos amigas entrañables: María José y Mariana.







Aquí más de la artista

domingo, 31 de octubre de 2010

I really wish

...I could wish you a happy birthday.

And "not talking" is not the main reason why I can't/won't.

miércoles, 27 de octubre de 2010

Lorena a través del espejo

Qué difícil es escribir sobre mi. Suelo mirarme mucho así porque me siento más yo que nunca. Porque cuando no tengo ropa no tengo nada que adornar, nada que tapar y, mejor aún, todo que presumir.
Me gusta mi cuerpo desnudo porque cuenta historias. Las estrías en mis senos cuentan que crecí demasiado rápido; los diferentes tonos de piel que convergen en mi torso hablan de todas las tardes que paso disfrutando frente al mar; mi pasatiempo favorito.
Mi tatuaje en el costado izquierdo es un tesoro que guardo sólo para mí y cada vez que lo observo con detenimiento le cambio la forma. Cada vez que siento su suave relieve sonrío.
Mis piernas son el encuentro de dos mundos. Mi piel es suave y tienen apariencia redondeada pero son fuertes e incansables. Ya sea cubiertas de moretones, de crema humectante o al desnudo, mis piernas son el transporte a lo mejor de dos mundos: el exterior y el que está dentro de mí.

miércoles, 6 de octubre de 2010

Halloweenie

Octubre es mi mes favorito por muchas razones pero las dos más obvias son: Halloween y el inicio del clima tolerable en esta pegajosa ciudad.
Este año me propongo hacer un mini-maratón de Horror y Serie B. Esta es la lista tentativa de títulos:

1. Night of the living dead de George Romero
2. Cabin Fever
3. The Thing de John Carpenter
4. Pet Cemetery
5. Dellamorte Dellamore
6. 28 days later
7. Shaun of the dead
8. The Devil's Rejects
9. It
10. Rosemary's baby de Polanski
11. Child's play
12. Planet Terror
13. Poltergeist
14. The last house on the left
15. The legend of Hell House
16. High Tension
Edit
17. Cujo
18. Silent Hill
19. 1408
20. Red Rose
21. The Shining
22. Carrie
23. El Orfanato
24. Session 9
25. Suspiria
26. Otto; or, Up with the dead people


¡Se aceptan sugerencias, escombro, residuos humanos, se hacen talachas y se habla Inglés!

viernes, 24 de septiembre de 2010

I had to believe in something

A veces recuerdo una vida que no he tenido, otras veces me cansan las vidas que no estoy viviendo.
¿Por qué recuerdo que los camiones de Coca-Cola repartían a domicilio cajas completas y que cada familia tenía la suya? ¿Por qué tengo tan fresco el sabor de la RC Cola? Hay lugares que recuerdo con olor a plátano. Me acuerdo de sótanos y escaleras sin barandales que nunca significaron un peligro para mis padres. Y digo para mis padres porque eran ellos los que nunca se preocuparon de que yo fuera a caerme ahí. Yo no sé si alguna vez tuve miedo de caerme pero lo cierto es que ni siquiera me tropecé. A veces pienso que si algún día llego a tener hijos no voy a dormir en paz hasta que no tenga la seguridad de que son inteligentes; con esto no me refiero a un desempeño académico ni coeficiente intelectual sobresalientes.. Hablo del tipo de inteligencia que te deja dormir tranquila en la noche. Saber que mis hijos no van a andar metiendo sus dedos en los enchufes, que podrían cocinar su desayuno a los 5 años sin temor a quemarse horriblemente con la sartén, que no necesiten que les diga que si van a hacer algo lo hagan bien, incluso si no son cosas buenas. En pocas palabras, quiero que mis hijos sean como yo. Y ese es un error. Si mis hijos crecen para ser como yo probablemente no corrijan los errores que yo he cometido sino que los perfeccionen. Tal vez ejecuten estos errores de manera más rápida y eficaz; tal vez la caguen por completo y no a medias (como suelo hacerlo todo yo).
No recuerdo haber tenido miedo a manejar, creo que me subí al coche pensando que sabía hacerlo y por eso supe hacerlo. No recuerdo haberle temido al agua. Nunca me parecieron ingeribles las cosas marcadas como veneno, aún cuando no sabía leer. No tuve una mamá que me diera estabilidad en mis primeros pasos pero sí una que con gusto me pasaba un pedazo de algodón ahogado en alcohol para que me limpiara las rodillas raspadas.
Recuerdo Punch-Out. Me se de principio a fin las canciones de New Kids On The Block. A veces muero de ganas de comerme un Raspatito y un Flippy. Me acuerdo de recoger con frascos de mayonesa los gusarapos que nadaban en los charcos de la calle. Recuerdo hacer perfumes con alcohol, aceite de bebé, flores del jardín y Channel No. 5 y ponerlo en los botecitos negros porta-rollos-fotográficos. Me acuerdo de los pantalones que se endurecían con Coca-Cola. Las cajitas de Sonric`s eran el mayor tesoro. Odiaba que pusieran Abejitas en las piñatas. Me acuerdo de sentirme deprimida antes de saber lo que era una depresión. Le cantaba "You outta know" al novio infiel y maricón que nunca había tenido. Me moría de ganas de hacer el amor y pensaba que el sexo oral era decirle cosas sucias a alguien.
Me canso de ser mesera en Madrid mientras estudio Sociología. A veces me da vergüenza (y muchas otras orgullo) mi cuerpo lleno de tatuajes. No siempre me gusta ser pelirroja. Biología es mi pasión. Quiero vivir en Manhattan, creo que Brooklyn no era para mí. No sé por qué esperé tanto para mudarme a Canadá. Éste es el segundo libro que escribo y abiertamente digo que todos los personajes en él se inspiran en tí y en cada uno de los universos que tienes dentro. Eres tú. Soy yo. No creerías lo dificil que es escribir teniendo 3 hijos. Siento mi vientre vacío. Me da pánico el embarazo. Quiero dormir contigo hoy en la noche. Qué bonito es despertarme sola todos los días. Esto de comer atún tan seguido no puede ser sano. El otro día me encontré a tu hermana en el antro. Yo: puro grunge. No hay nada mejor que los Bitels. ODIO a The Beatles. La mejor decisión que he tomado en mi vida es dedicarme al altruismo. Desde que dejé mi casa hace 54 días no he extrañado nada; mi mochila y yo es todo lo que hay.

Y luego, huele a lluvia y todo se lava, todo se calma.

Los huracanes me recuerdan a mí.

domingo, 19 de septiembre de 2010

drunk / in bed / next to you

You're beautiful in the morning. And quiet.
You're drunk at night. And that's the only way you allow me into your mind.

I just kissed you and I was so afraid I will forget your pretty face. I really hope I never do. I don't think I ever will.
Your eyes are greenthenbluethengreenagain. I love the awkward way your facial hair grows. Your long arms and enormous hands. Your black boxers.

Even when we're walking on the street, and you're ahead of me (you'realwaysaheadofme,yourlengsarelongandi'mshortandinsecure) -- every time you turn around to check if I'm alright and you smile, I swear I die a little bit.

I spent last night crying. Because I will never understand (nor will I accept) the fact that you're comfortable with being unhappy. That's a lie. It's got to be a lie.
You're so beautiful. You a re so so beauti ful.

You're talking to me right now, and you smile, and then concentrate on your computer again and man I just want to kiss you. Hug you. Kiss you again.

But instead, I'll die for the 100th time tonight.

miércoles, 28 de julio de 2010

Truth is the truth

Now I can honestly say what I learned after all this time is when someone says "That guy's a fucking asshole" ... He is.

Okay yeah I might have learned a bunch of other stuff too but I just wanted to say that.

So long and thanks for all the fish.

viernes, 23 de julio de 2010

Esenciales de la vida / Life essentials

Sin pretenciones y sólo porque sí, esta es una lista de cosas (porque como ya se habrán dado cuenta me encantan las listas) que tengo en la mente un viernes por la mañana después de media taza de café. Without further ado, here it is:

1. Si el amor de tu vida es fan de Omar Chaparro... déjalo ir. Consíguete un perro.
2. Uno no creería la cantidad de cosas que caben bajo la cama. Y sobre de ella. Pero les recomiendo que todo lo que pongan sobre de ella no pueda dejar marca en ustedes. Both literally and metaphorically.
3. El comentario anterior surgió porque hoy en la mañana amanecí con un estuche de lentes incrustado en mi espalda que me obliga a sentarme en un ángulo poco convencional en la silla del trabajo. Bajo mi almohada había un cuchillo; lo descubrí cuando hacía mi cama. Cuando era niña solía guardar cuchillos bajo mi almohada en caso de que entrara un ladrón a mi casa a la media noche. Ya saben. False sense of security. Anoche pudo haber sucedido algo trágico y todo porque cené en la cama mientras jugaba un videojuego.
4. What I meant really is one day my lazy ass is gonna come and get me but I'm trusting, lazy as it is, it'll take a while before that happens.
5. No había encontrádole problema alguno a la incapacidad de borrar mi cuenta de Facebook. Hasta que quise hacerlo. Y me encabrona que no se pueda. Y no sé si es sólo porque no puedo hacerlo o porque tengo a little itch that urges me to erase every trail I've left behind. The denial of who I am or who I've been just to get the chance to re-invent myself again.
6. Deberían escuchar Heartbeats de José Gonzáles para que si su día no ha empezado bien cambie de rumbo. Y si sí entonces sólo lo hará mucho pero mucho mejor.
7. El espagueti verde es un manjar subvaluado.
8. Los hipsters no me molestan tanto como la bola de pseudo humanos que se cree muy cool por decir que los hipsters son una mierda. Get the fuck over it. Just get the fuck over it. As long as there's beautiful women around I don't care what they're dressed like. No, I don't give a damn about what you think you know of music, thankfully I've a mind of my own and a taste of my own and I will never be ashamed of saying I like Chicago as much as I like Radiohead as much as I like Hombres G. So shut up, let them boy and girls take cute pictures of themselves for us to enjoy and just do what I do: pretend to listen.
9. I feel like crawling back into my bed and eating popcorn and watching a movie and falling asleep and waking up again and take a shower and go back to bed and maybe call you on the phone and be disappointed when you don't pick it up and wait for you to call me back which I know you won't and maybe turn on the computer and google your name and be surprised when I see stuff I never saw before and love you a little bit more and read your blog and wish you wrote about me but wish at the same time you woulnd't tell anyone about me as if I was your secret.

miércoles, 7 de julio de 2010

Je crois que je n'existe pas; je ne suis qu'un symbole éphémère en passage dans vos vies


Vous m'oublierez, vous savez.

Je ne fais que passer. Je représente l'impuissance, l'effort probablement inutile mais maintenu par un espoir rationnel, et la fin de l'optimisme sans fondements.

Je suis l'avatar de l'essai-erreur humain mais aussi l'acceptation de l'inconnu comme un élément qui doit être pris en compte. Je suis la philosophie de bas niveau, celle qui travaille la façon de pensée et non la définition et le classement des concepts abstraits.

Je suis l'incompris et le distrait, l'Homme masculin et la peur. Je suis l'émerveillement de l'adulte, l'inclassable et après un moment le distant, malgré moi parce que j'aurai essayé d'être persistant. Bientôt vous m'oublierez. Je n'aurai été qu'un symbole éphémère en passage dans vos vies.



Un billet signé Nicolas
"From space, astronauts can see people making love as a tiny speck of light. Not light, exactly, but a glow that could be confused for light - a coital radiance that takes generations to pour like honey through the darkness to the astronaut's eyes.

In about one and a half centuries - after the lovers who made the glow will have long since been laid permanently on their backs - the metropolitan cities will be seen from space. They will glow all year. Smaller cities will also be seen, but with great difficulty. Towns will be virtually impossible to spot. Individual couples invisible."

martes, 15 de junio de 2010

FeelGoodTuesday

Playslist FeelGood. De lo más pop a lo no tanto.

0. Cheap Trick - I want you to want me
1. TLC - Waterfalls
2. Hanson - Where's the love
3. The Moffats - Bang bang boom
4. S club 7 - S club party
5. 5ive - Keep on movin'
6. Backstreet Boys - Get Down
7. N*Sync - Here we go
8. B.O.N - Boys
9. Aqua - Around the world
10. Save Ferris - Sorry my friend
11. Sugar Ray - Answer the phone
12. Lenny Kravitz - Fly away
13. New Radicals - You get what you give
14. Madonna - Ray of light
15. Green Day - Basket Case
16. The Offspring - Pretty fly for a white guy
17. Blink 182 - What's my age again?
18. Smash mouth - Why can't we be friends
19. Third-eye blind - Semi Charmed Life



Bonus track: No doubt - Simple kind of life

martes, 8 de junio de 2010

Doesn't remind me by Audioslave

I walk the streets of Japan till I get lost
Cause it doesn't remind me of anything
With a graveyard tan carrying a cross
Cause it doesn't remind me of anything
I like studying faces in a parking lot
Cause it doesn't remind me of anything
I like driving backwards in the fog
Cause it doesn't remind me of anything

The things that I've loved the things that I've lost
The things I've held sacred that I've dropped
I won't lie no more you can bet
I don't want to learn what I'll need to forget

I like gypsy moths and radio talk
Cause it doesn't remind me of anything
I like gospel music and canned applause
Cause it doesn't remind me of anything
I like colorful clothing in the sun
Cause it doesn't remind me of anything
I ilke hammering nails and speaking in tongues
Cause it doesn't remind me of anything

The things that I've loved the things that I've lost
The things I've held sacred that I've dropped
I won't lie no more you can bet
I don't want to learn what I'll need

Bend and shape me
I love the way you are
Slow and sweetly
Like never before
Calm and sleeping
We won't stir up the past
So descretely
We won't look back

The things that I've loved the things that I've lost
The things I've held sacred that I've dropped
I won't lie no more you can bet
I don't want to learn what I'll need

I like throwing my voice and breaking guitars
Cause it doesn't remind me of anything
I like playing in the sand what's mine is ours
If it doesn't remind me of anything

jueves, 27 de mayo de 2010

Pregúntame, háblame.

Ayer en la noche conocí a alguien. Y por fin, después de muchas noches de mal dormir, logré descansar. No quiero intentar describir a esta persona ni mucho menos contarles su vida. No quiero que esta entrada de blog se vuelva una historia de Esopo. No tiene que tener moraleja. Ni una lección. Esta será una entrada de blog, como ya es costumbre, sin pies ni cabeza.

Ayer al fin pude encerrarme entre 4 paredes y poner mis manos (y mis ojos) sobre el libro que venía saboreando desde el domingo. Generation X. Amigos me han dicho su opinión del mismo; desde el que es muy fan hasta el que no lo terminó porque le pareció de hueva. A mí me confunde mucho sentirme parte de esa (de)generación cuando mi edad me saca por default. A veces pienso que si yo hubiese sido adolescente a principios de los noventas probablemente no seguiría viva. Soy influenciable en cosas muy frágiles. Bueno, si me voy a poner trágica la realidad es que tampoco tengo muchos motivos para seguir viva hoy en día pero la curiosidad y (vale la pena admitirlo) la cobardía son grandes contrapesos de la apatía. Tengo días muy oscuros pero también siempre hay una parte de mí que es una eterna optimista. Una hopeless romantic. Alguien que no se rinde y que no se conforma. Es una pena que a veces mi lado oscuro logre poner a esa parte de mí bajo el pulgar.
Decisiones tomadas de manera muy consciente y otras no tanto, situaciones difíciles, momentos de soledad y de reinvención de mí misma me han hecho, hoy por hoy, una persona muy dura pero con un muy frágil y detectable talón de Aquiles. Y si se toman el tiempo de leerme con un poquito de detenimiento (aunque no se los recomiendo) es bastante obvia cuál es esta debilidad. Un conocido al que no le admiro nada dijo alguna vez que la maldición de los sensibles es la tristeza. El tener los ojos bien abiertos. Y lo que significa o más bien cómo se siente querer volverlos a cerrar. Cuántas veces no he levantado la mirada hacia el cielo y he pedido a noséquién que me haga un poco más tonta. Que me importe un poquito menos todo lo que pasa. A mí se me hace que estoy haciendo las cosas mal. Tal vez debería de pedir ser un poco más inteligente. Me hace falta inteligencia emocional. Para saber qué es lo que hay y que no muera un pedacito de mí cada vez que lo que hay es algo triste o una realidad que no puedo cambiar. Y no sé si pedir esto, si querer ser así, implica que una parte de mi humanidad, de mi fragilidad, tiene que morir. Sin mi fragilidad dejo de ser humana. Dejo de ser yo. Escribo esto y este párrafo se asimila cada vez más a una espiral que gira para un lado y bruscamente cambia de sentido.

Mencioné al inicio que conocí a alguien. Y esta persona me hizo replantear en unos 10 minutos tres o cuatro cosillas en mi cabeza que hace rato no me dejaban dormir. Y de pronto, todo tuvo sentido. Y lo que se veía como un problema titánico se volvió una piedrita en el zapato. Y es que no me quiero seguir pasando las horas pensando especulando calculando imaginando destrozando construyendo soñando todas las posibilidades. Quiero explorarlas. Quiero estructurar mi vida de tal forma que los cimientos sean yo misma y que lo demás no recaiga en nada. Quiero mantenerme fiel a la idea de que no necesito un par más de zapatos para ser feliz, que no soy víctima de una corporación, que no importa cuántas cosas puedan estar mal allá afuera la vida continúa, que no todos las personas son malas, que confiar es un arma de doble filo, que hay cosas chiquitas como remojar los pies en el mar o quedarme dormida viendo una película o mejor aún, emocionarme cuando Trinity hace chingonerías en la pantalla me hacen feliz. Que el hecho de que no pueda escribir de manera estructurada y coherente no significa que lo que quiero decir no está llegando a donde tiene que llegar.

Y es que es muy difícil para mí ser -todavía- tantas y ninguna. Me tengo que recordar constantemente que mis decisiones, mis acciones y mis preferencias me hacen ser quien soy. Me diferencían. Y tal vez no quepo en ningún molde. Y eso no es necesariamente malo. Es tan importante para mí definirme y al mismo tiempo dejar de atormentarme por lo mismo. Escribiendo este párrafo se me ocurre que mi identidad tal vez está basada en una dualidad. No quiero hablar en general, no quiero pensar ni aseverar que la de todos es así. Eso siento yo conmigo. Ya me dirán ustedes cómo lo ven.

El problema de haber escrito esto en 2 momentos diferentes es que el feeling y los pensamientos que en la mañana eran una estampida de ideas en mi cabeza ahora son huellas borrosas. Pero bueno.

Intento hacer lo mejor que puedo.

jueves, 20 de mayo de 2010

This is the truth, and nothing else.

I have got nothing to say about ANYTHING at all.

martes, 23 de febrero de 2010

The ghosts of you and me

We can now proceed to haunt each other eternally.

lunes, 15 de febrero de 2010

I realized this long ago

I will never be
whatever it is I'm supposed to be
at any given time.

I will just, you know, be me.

Matchbox 20 - Hang

She grabs her magazines
She packs here things and she goes
She leaves the pictures hanging on the wall, she burns all
Her notes and she knows, she's been here too few years
To feel this old

He smokes his cigarette, he stays outside 'til it's gone
If anybody ever had a heart, he wouldn't be alone
He knows, she's been here too few years, to be gone

And we always say, it would be good to go away, someday
But if there's nothing there to make things change
If it's the same for you I'll just hang


The trouble understand, is she got reasons he don't
Funny how he couldn't see at all, 'til she grabbed up her coat
And she goes, she's been here too few years to take it all in stride
But still it's much too long, to let hurt go(you let her go)
And we always say, it would be good to go away, someday
But if there's nothing there to make things change
If it's the same for you I'll just hang
The same for you
Well I always say, It would be good to go away
But if things don't work out like we think
And there's nothing there to ease this ache
But if there's nothing there to make things change
If it's the same for you I'll just hang

martes, 9 de febrero de 2010

Minimentadas

1. Estimado ciudadano europeo: Si te sientes en la necesidad de decirme que el gobierno de mi país es una mierda, que cómo es posible la brutalidad y el narcotráfico, que creías que todos los mexicanos son negros y feos y te sientes autoridad en materia ecológica o al menos "estás haciendo una diferencia" utilizando paquetes que emiten menos CO2 o manejando un coche híbrido: CHINGA TU MADRE.
Porque el gobierno de mi país será una mierda pero es mi puto país. Porque el narcotráfico existe gracias a que estúpidos drogadictos como tú siguen estando dispuestos a financiarlo. Porque tu pinche ignorancia no puede ver más allá de un estereotipo, cuando supuestamente tus conocimientos están infundados en educación y conocimiento cosmopolitas. Y porque no sabes realmente el impacto que tiene el CO2 en la atmósfera, porque ni los científicos lo saben de cierto, y eres un iluso creyendo que porque llevas tu propia bolsa al super eres un chingón cuando en la vida había visto una cultura tan orientada al "empaque individual", ergo contaminando más desde la producción hasta el desecho.

Gracias. Tenía que sacarlo.

2. Estimados twitteros usuarios de #retenes: Ojalá que no sea un borracho esquiva retenes el que mate a alguno de sus seres queridos. Aunque si son lo suficientemente irresponsables/egoístas/estúpidos como para creer que manejar borracho/después de haber tomado es una buena idea -- entonces espero que cuando ustedes esquiven un retén se estampen derechito en una pared.
Que ya queda poco oxígeno y no se puede andar derrochando en imbéciles.


Hasta aquí mi odio, por ahora :)

jueves, 4 de febrero de 2010

It's just one of those days

You know how our brain is divided into two hemispheres.
My brain's not responsible for anything I do. It's way too busy with its own business. There's an ongoing war inside my head. Left vs Right vs Left vs Right.
The right side, which controls my body's left side (a particularly clumsy and slow left side) is the depressive part of me. If it was up to it, I'd stay in bed everyday hoping for the ceiling to fall on me. This is also the part of my brain responsible for the most romantic, and also the most dark, thoughts. As you'd expect, these thoughts rarely come out of my head since this side can't really be bothered to do anything about it. Will it make a difference? Will it make the outside world a little less big? Will it make me a little less small? -- (I did not use smaller/bigger respectively on purpose)
And then we have the left side of my brain, which controls the very strong and ugly but still very optimistic part of me (I say ugly, because if you saw my profile on the right side it's nowhere nearly as beautiful as the left side (I'll say beautiful because I want to)). This part of my brain is particularly devoted to tire the left side with contradictory thoughts. And when the work is done for the day, it completely blocks anything the left side has to say. I sometimes think of this side as the bully in my head. But then again, this is also the part of me that makes me get out of bed every morning (or almost every morning) because it's just eager to see what's out there. Maybe there's something new, something that might just do the trick for today. Something to keep me interested on living, just because it's fun to find out what's next. This side is also responsible for those lame attempts to hit the wall, for changing gears in my car and for my terrible handwriting.

Every night, while I'm asleep they fight. As a result, I get wicked crazy dreams. I know Left won when I wake up and I don't feel a thing.

______scattered thoughts.

So my brain's basically siamese twins that hate each other.



(I CAN'T FUCKING CONCENTRATE)

It's a weird feeling

Wishing I was wrong when I know I'm right.

lunes, 25 de enero de 2010

Cuando, al besar,
se tiene algo más que amor
en los labios,
algo menos que medias verdades,
parecido a excusas,
cubierto de inseguridades,
escondiendo miedos...
la saliva
se convierte en
ácido que corroe el
poco amor
que aún tenías
en la punta de la lengua.

viernes, 22 de enero de 2010

Fuck love. I want to die
in those
beautiful
eyes.

sábado, 16 de enero de 2010

Short skirt // Black leggins

Cold hands won't kill you.
Strangling silence will.

viernes, 8 de enero de 2010

Lascosasnosonloqueeran

Merece la pena estrenar el año 2010 con una actualización buena. Tantas cosas de qué hablar y mi cabecita no sabe cómo ordenarlas.
Para empezar, escribo desde la comodidad de mi sleeping bag, bajo una mesa recién armada, en el tercer piso de una oficina localizada en el corazón de la ciudad de Utrecht. Eso no es todos los días. Pero básicamente así he pasado las últimas dos semanas. Namás la mesa no estaba.
He pasado dos semanas maravillosas, observando mucho todo lo que hay a mi alrededor. Y es increíble en cierta forma lo fácil que ha sido adaptarme a nuevas formas de pensar y un estilo diferente de vida.
También estoy sorprendida de lo aburrida que puedo ser a veces; cuando me da extrema hueva salir a ver "qué pedo" con la gente de aquí. Pero ya arreglaráse eso.
No sé qué tanto pueda decir ahorita, pero creo que estar aquí me hace apreciar mucho a mi país. Aunque no esté orgullosa de sus gobernantes, aunque el sistema de recolección de basura me encabrone, incluso con el calor del carajo de mi ciudad.
Jaja creo que esta actualización definitivamente no valdrá la pena pero siento que tenía muy abandonado a mi pobre blog.
Noticiasenunacáscaradenuez: me quedan 3 días en este país. El lunes me regreso a Reino Unido y ¿qué será de mi futuro? nadie sabe, y por el momento no me quita el sueño. A ver si logro de una vez por todas vivir sin preocupaciones, que más de una vez me han dicho que me preocupo demasiado. Me lo han dicho de maneras menos propias, también.
Casi tres semanas desde mi partida y todavía no siento que ésto realmente esté sucediendo. Casi tres semanas y me siento una extranjera aquí tanto como me sentía una en Mérida. ¿Será que nada más no pertenezco a ningún lugar? Porque cuando hablo de adaptarme, es realmente en el sentido más práctico, pero en ese lugarcito dentro de mí donde las cosas importan... todavía no. Creo que no he encontrado ese pedacito de mundo que me haga sentir bien. O donde me sienta cómoda.
Sinceramente, comienzo a creer que está cerca el momento en el que me voy a dar cuenta que nada de eso importa. Que se es lo que se es en donde se esté, y nada más. Y eso es suficientemente bueno, en sí. ¿O tal vez no?
Discúlpome por la vaguedad, le echo la culpa a la botella de vino.
A bien tot et un million de baisers.