domingo, 23 de junio de 2013

Diccionario de lo intraducible

Me encanta el Español porque no es lo mismo decir "Te amo" que "I love you" que "Te quiero" que "I care about you", pero la mayoría de las veces prefiero expresarme en Inglés - que es el idioma que mejor conozco después del Español (y probablemente ignoro lo mismo de ambos, aunque ese no es el caso ahorita)- porque me encanta la versatilidad con la que con pocas palabras se pueden decir y hacer figuras muy bonitas. O tal vez mi angloamor sea culpa de e.e. cummings y de Richard Brautigan y sólo estoy buscando pretextos para justificar algo que ni tengo que justificar. Qué sé yo. 

Regresando al tema...

Si bien el Inglés me encanta por su simplicidad, esa misma simplicidad lo hace ver tan "sin chiste" junto a otras lenguas/culturas que logran aterrizar en una palabra lo otrora inverbalizable o incomunicable.

Ahora me vienen a la mente todas las veces que he escuchado que la palabra "huérfano" existe para los hijos que se quedan sin padres, pero no hay palabra para llamarle a los padres que pierden a los hijos "porque es un dolor tan grande que no tiene nombre" (aunque según la RAE también se les denominaría "huérfanos"), pero a lo que quiero llegar es que a veces ni ocho ni 34 palabras bastan para poder expresar lo que uno está sintiendo o el estado en el que se está o lo que se les quiera ocurrir. 

Por eso, cuando encuentro esas palabras intraducibles que son un universo dentro de algunos caracteres trato de no olvidarlas, porque admiro la capacidad de encerrar todo in a nutshell -- para mí es imposible decir mucho con poco. 

Hoy, porque así lo merece el clima dentro de mí, les comparto dos de estas palabras; que a su vez alguien me compartió a mí y que ahora las siento como mías, como si siempre hubiesen estado ahí en la punta de mi lengua o al alcance de mis manos. 

Heimat (pronounced [ˈhaɪmat]) is a German word with no English equivalent that denotes the relationship of a human being towards a certain spatial social unit. The term forms a contrast to social alienation and usually carries positive connotations. It is often expressed with terms such as home or homeland. // En español sería algo así como la tierra natal, o "de donde es uno" o "a donde uno pertenece". 

Heimat significa mucho más que solo haber nacido en un lugar y haber crecido y formado parte de ese todo; Heimat es ese lugar donde uno se siente cómodo, tranquilo y recibido como si estuviese "en casa" -suponiendo en este caso que la casa de uno es un lugar agradable; no le llamaríamos Heimat al hogar familiar si ahí uno siempre fue un extranjero, un invitado o un intruso. 
Heimat es lo que se tiene cuando uno va creciendo, las primeras experiencias y los componentes de estas, los lugares hermosos a donde uno regresa, y donde siente otra vez esa emoción e inmaculada incorrupción. Heimat es como yo me sentiría en el terreno de al lado de la casa de playa de mis abuelos, escondida entre las dunas y bajo las palmeras, hablando con mis mejores amigas de los mundos inimaginables que podrían estar debajo del mar. Heimat es la casa donde crecí y lo que siento cuando sueño con ella. Es mi fortaleza. Heimat es el cuarto de mi amiga Marisol cuando nos juntamos todas las amigas antes de salir. 

También tenemos Litost, altamente explotada por (el arruinador, constructor, destructor, deconstructor, genio y maldito) Milan Kundera en "El libro de la risa y el olvido". Significa, estoy tratando de traducir, el dolor/tormento que se siente cuando uno se da cuenta de su propia miseria/desgracia (a state of torment created by the sudden sight of one's own misery); una mezcla de tristeza, nostalgia, humillación y autocompasión, aunque claro que el litost también tiene diferentes niveles que no compartiré ahorita porque sino ¿de qué otra forma voy a convencerlos de no perder más el tiempo y leer ese libro?

Dice él que no concibe cómo es posible entender a la naturaleza humana sin reconocer y sin adoptar este término que, asegura también, no tiene equivalente en ninguna otra lengua. 

El remedio -aunque yo le llamaría paliativo- al litost es el amor, dice Kundera. Lo que hay detrás de ese amor "is actually a desire for absolute identity: the woman we love ought to swim as slowly as we do, she ought to have no past of her own to look back on happily. But when the illusion of absolute identity vanishes (the girl loks back happily on her past or swims faster), love becomes a permanent source of the great torment we call litost". 

Pero esa es solo una parte del litost, que es todo un universo en sí ¿Ven a lo que me refería con encerrar el universo en una palabra? No era mentira. 

Y ya que estamos en esto... agrego una más: Ayurnamat, una palabra Inuit que significa "la filosofía de entender que no sirve de nada preocuparse por las cosas que ya pasaron y que no se pueden cambiar". 
__

Tal vez no se entienda, pero creo que lo que quiero decir aquí es que ojalá que existiera una palabra que encerrara las ganas de Ayurnamat para no tener Litost por haber perdido el Heimat.